www.facebook.com/perszing1982travelphotography

Al lado de la Plaza Mayor, se encuentra una imponente estructura de hierro de inicios del Siglo XX que se mantiene intacta. Ese lugar, siempre tan concurrido, es el Mercado de San Miguel. Un punto de encuentro para los visitantes de Madrid.

Este mercado de Madrid es un espacio lleno de luz natural gracias a su estructura de cristal y hierro. Se ofrece una importante propuesta gastronómica con productos frescos. Desde su reapertura en el 2009 se encuentran como uno de los mayores centros de degustación de Madrid.

Muchos de sus espacios son un bar para compartir unos pinchos; en otros venden el producto y te ofrecen variedad y ofertas gourmet. Pero eso sí, se abarrota de gente y la mayoría de las veces debes compartir de pie. Los horarios varían, abre todos los días a las 10 de la mañana, pero los fines de semana: jueves, viernes y sábado, cierra mucho más tarde a las 2 de la madrugada.

Es usual entre los turistas visitar el Mercado de San Miguel para cenar y después irse a ver un espectáculo de flamenco en el Tablao Las Carboneras o irse de fiesta a otros barrios como Malasaña o Chueca.

Historia del Mercado de San Miguel

El origen de este mercado data de la época medieval. Es decir, en un principio, era un mercado al cielo abierto que fue cambiando con los años a través de las necesidades que tenía la capital. Se llama San Miguel, porque este espacio se fue desarrollando en donde antes estaba la iglesia San Miguel de los Octoes que primero fue arrasada por un incendio en 1790 y luego demolida en 1809.

Dirección: Plaza de San Miguel, 3. Metro: Ópera o Sol. (Líneas: 1,2,3 y 5)

Loading
Center map
Traffic
Bicycling
Transit

Opiniones